LAS FASES DE LA LUNA

AMULETO DE PLATA DEL PENTAGRAMA LUNAR

26€

Este amuleto es sin duda el mejor protector para la energía femenina, despierta la sensualidad, te hace más fuerte y poderosa, dándote todo el poder del magnetismo de la LUNA, al llevar en el todas sus fases, además el pentagrama del medio te conecta con un vínculo irrompible con los elementos y crea un escudo impenetrable ante las energías negativa, utiliza este amuleto y vuélvete completamente poderosa.

Si deseas este amuleto llámanos al

937 55 67 04 y en 24 horas

te lo enviamos a cualquier punto de España.

                                                         SU UTILIDAD E INFLUENCIA

LUNA LLENA

El lapso de la luna llena aumenta los poderes de percepción extrasensoriales y es el momento apropiado para realizar las invocaciones de la tradición de la luna, los rituales de la fertilidad, las transformaciones, los conjuros para abrir caminos, los rituales para obtener el poder y el triunfo económico, rituales para obtener dinero o fortuna, vernos más sensuales y bellos, volvernos irresistibles para la persona que deseamos sexualmente y también para vencer la timidez y los miedos. Rituales y hechizos que aumentan las habilidades psíquicas, los sueños proféticos, el estudio de las vidas pasadas o la videncia.



La luna es un canalizador natural de la energía universal, limpia, fortalece, refleja y potencia todos nuestros dones y nos ayuda a superar nuestras limitaciones y defectos.

Quien practica magia sabe que en todas las fases de la luna podemos realizar trabajos de esoterismo positivo, pero que debemos mantener siempre la idea constructiva y creativa para que la magia sea útil y nos ayude en nuestro camino de evolución mística, si trabajamos habitualmente con: amuletos, talismanes o material que está en contacto con la gente o pacientes, debemos limpiarlos cada seis meses, con sal gorda y los rayos de cualquier luna excepto la luna menguante, no se utiliza agua solo un bol de cristal, bronce o madera lleno de sal gorda, se realiza un orificio en el medio y se entierra allí los amuletos, una vez enterrados, los pondremos a la luna durante 24 horas y listo ya los podemos volver a utilizar.



LUNA MENGUANTE

El lapso desde la luna llena hasta el último día de la luna nueva. Es el momento apropiado para realizar rituales de magia o de corte que eliminan las maldiciones, los hechizos, malos deseos, las envidias o los trabajos de mal de ojo, santería o cementerio, luna ideal para rituales de desprendimiento y olvido, para cerrar círculos del pasado y para terminar malas relaciones, también es la luna para invertir hechizos amorosos y afrodisíacos, romper con los malos hábitos, adicciones y vicios, desbaratar influencias negativas y cualquier técnica o trabajo de sanación física, mística o energética. En conclusión, Todos los hechizos y rituales que eliminan deben realizarse cuando la Luna está en su fase Menguante.



LUNA NUEVA

Este es el lapso del NOVILUNIO, sucede cuando la Luna se encuentra situada exactamente entre la Tierra y el Sol, Las fuerzas de esta luna son escasas pero muy particulares y potentes.

La luna nueva es adecuada para rituales de protección en embarazos o nacimientos.

Sus vibraciones son buenas también para nuevos proyectos, por ejemplo: trabajos, estudios, asociaciones, viajes u oposiciones. La condición de esta luna es “el comienzo y el desarrollo” si trabajas con esta luna llegarás al final de tus proyectos.



LUNA CRECIENTE

Conocida como la luna bruja, esta es sin duda la luna de mayor opción en los trabajos con la magia y la energía ya que todos los hechizos y rituales que atraen deben realizarse cuando la Luna está en su fase creciente. Rituales de amor, endulzamientos, obtención de bienes materiales, buena suerte en los juegos de azar, asensos laborales, peticiones de compromiso, dominio y protección. También es la luna más propicia para intervenciones quirúrgicas, operaciones financieras y ceremonias matrimoniales.

Las poderosas vibraciones que emite esta luna en su fase de crecimiento suelen ser confusas y difíciles de manejar por el impulso de su fuerza regeneradora por este motivo actuaremos con prudencia y exactitud sobre todo las mujeres buscando canalizar (esta luna favorece a la mujer) estas vibraciones pues un despiste o un descuido al invocar estas vibraciones tan fuertes puede producirnos un efecto contraproducente, no se debe utilizar nunca la energía propia si no la energía vital universal. Por esto es importante conocer la manera exacta de realizar los trabajos de Alta Magia. Como dato adicional es la mejor luna para cortarse el pelo.



LUNA DE FUEGO: (Agosto, Abril y Diciembre)

Todos los hechizos y trabajos que implican el elemento fuego son los rituales destinados a la purificación y a la búsqueda de poder y bienestar, mejorar la salud, aclarar confusiones y pensamientos ocultos, etc. Estos deben efectuarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del fuego: Leo, Aries y Sagitario. De esta manera se obtendrán resultados óptimos, pero también se pueden realizar fuera de estos meses con la luna adecuada, el hacerlo en estas fechas nos garantiza el resultado.



LA LUNA EN LEO: (Agosto)

Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican a la autoridad y el poder sobre otros, valor, fortaleza y eliminar la timidez. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación contra malestares en la parte superior de la espalda, en la espina dorsal o en el corazón.

Colores tradicionales de velas: dorado, verde, amarillo, naranja y negro.

Metal tradicional: oro.

Hierbas tradicionales: sésamo, romero, perejil.



LA LUNA EN ARIES: (Abril)

Es el momento ideal para lanzar hechizos que implican autoridad, liderazgo, poder de la voluntad, empeños guerreros y conversiones espirituales o de renacimiento.

También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación contra malestares en la cara, cabeza o cerebro.

Colores tradicionales de velas: rojo, marrón, verde oscuro.

Metal tradicional: hierro.

Hierbas tradicionales: Romero, azafrán, ajonjolí



LA LUNA EN SAGITARIO: (Sagitario)

Es el momento ideal para lanzar hechizos referentes a las mascotas, los viajes, las publicaciones, los asuntos legales, actividades deportivas y la revelación de la verdad. También es la fase lunar en la que pueden realizarse rituales de curación de malestares en el hígado, los muslos y en las caderas.

Colores tradicionales de velas: púrpura, azul oscuro.

Metal tradicional: estaño.

Hierbas tradicionales: Sésamo, azafrán, romero.



LUNA TERRENAL: (Mayo, Septiembre, Enero)

Todos los hechizos y rituales que requieren el elemento tierra. Como la curación personal y del planeta, sembrar, planificar, diseñar, crear expectativas, estudiar, crear raíces y vínculos indestructibles con algo o con alguien, deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas de la tierra: Tauro, Virgo y Capricornio.



LA LUNA EN TAURO: (Mayo)

Es el momento ideal para practicar todo tipo de magia para el amor y para realizar rituales y hechizos referentes a bienes raíces, compras o ventas, adquisición de tipo material y dinero. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación de malestares de la garganta, cuello u oídos.

Colores tradicionales de velas: todos los tonos de amarillo y verde.

Metal tradicional: Plata.

Hierbas tradicionales: Ruda, flores de Alejandría, heno.



LA LUNA EN VIRGO: (Septiembre)

Es el momento ideal para realizar rituales y hechizos que favorecen aspectos de empleo, tanto para mejorar el que se tiene, buscar un cambio de trabajo o conseguirlo si estás en paro, asuntos intelectuales, exámenes, carnet de conducir o la salud y las preocupaciones dietéticas. También es la fase lunar apropiada en la que pueden realizarse rituales de curación para malestares en los intestinos o en el sistema nervioso.

Colores tradicionales de velas: azul marino, naranja, verde y blanco.

Metal tradicional: cobre.

Hierbas tradicionales: Heno, ruda, flor de san Pancracio.



LA LUNA EN CAPRICORNIO: (Enero)

Es el momento ideal para realizar rituales y hechizos que implican la organización, la ambición, el reconocimiento, el liderazgo, las carreras profesionales y los asuntos de política. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación de malestares en las rodillas, los huesos, los dientes o en la piel.

Colores tradicionales de velas: negro, marrón, crema, ocre.

Metal tradicional: plomo.

Hierbas tradicionales: Ruda, flores de Alejandría, flor de san pancracio.



LA LUNA DEL VIENTO (Junio, Octubre, Febrero)

Todos los hechizos y rituales que incluyen el elemento aire, rituales para volar, cerrar círculos del pasado, abrir caminos, desbloquear, apresurar, comunicar y valorar tanto a nosotros mismos como al entorno y al planeta deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas del aire: Géminis, Libra y Acuario.



LA LUNA EN GEMINIS: (Junio)

Es el momento ideal para rituales y hechizos que ayuden a la comunicación, cambios de residencia, escribir, actividades de relaciones públicas, introspección, relajación, comunicación espiritual y viajes. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación para malestares en hombros, brazos, manos o pulmones.

Colores tradicionales de velas: Dorada, fucsia, violeta

Metal tradicional: Níquel.

Hierbas tradicionales: Verbena, Lirio



LA LUNA EN LIBRA: (Octubre)

Es el momento ideal para realizar rituales y hechizos destinados a trabajos en el ámbito artístico, la justicia, pleitos en tribunales, asociaciones y uniones, la estimulación mental y el equilibrio kármico, espiritual o emocional. También es la fase lunar apropiada para realizar los rituales de curación de malestares de la parte baja de la espalda o los riñones.

Colores tradicionales de velas: azul rey, marrón y violeta.

Metal tradicional: Sodio

Hierbas tradicionales: Verbena.



LA LUNA EN ACUARIO: (Febrero)

Es el momento ideal para realizar rituales y hechizos que implican a la ciencia, la libertad, la expresión creativa, la resolución de problemas, las habilidades extrasensoriales, la amistad y el abandono de los malos hábitos, adicciones o vicios (genial para dejar de fumar). También es la fase lunar apropiada en la que pueden realizarse rituales de curación de malestares en las pantorrillas, los tobillos o en la sangre.

Colores tradicionales de velas: azul claro.

Metal tradicional: Estaño.

Hierbas tradicionales: hierba buena, lirio, verbena.



LA LUNA DE AGUA: (Julio, Noviembre, Marzo)

Todos los hechizos y rituales que implican el elemento agua, rituales para fluir, reconciliaciones, familiares, amistosas, amorosas, también rituales sexuales y de pasión, energía y equilibrio, también rituales para los juegos de azar. Deben realizarse cuando la Luna se encuentra en una de las tres siguientes posiciones astrológicas: Cáncer, Escorpión y Piscis.



LA LUNA EN CÁNCER: (Julio)

Es el momento ideal para celebrar rituales que honren a las deidades lunares (SELENE) y realizar hechizos relacionados con el hogar y todos los aspectos de la vida en familia. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación para malestares en el pecho o en el estómago.

Colores tradicionales de velas: plateada, gris, blanca.

Metal tradicional: Litio.

Hierbas tradicionales: Raíz de Mandrágora, salvia, jengibre



LA LUNA EN ESCORPIO: (Noviembre)

Es el momento ideal para realizar rituales y hechizos que ayudan en asuntos sexuales, el placer, el dominio, el poder, el crecimiento psíquico, los secretos y las transformaciones fundamentales, la transmutación. También es la fase lunar apropiada para efectuar los rituales de curación de malestares en los genitales y órganos reproductores.

Colores tradicionales de velas: rosa, rojo, negro, violeta.

Metal tradicional: Platino

Hierbas tradicionales: Salvia, eucalipto, Jengibre

LA LUNA EN PISCIS: (Marzo)

Es el momento ideal para lanzar hechizos que involucren el trabajo con los sueños, la clarividencia, la telepatía, la música y las artes creativas, al activar la videncia podemos darle un giro y utilizarla para rituales que tienen que ver con lotería o juegos de azar. También es la fase lunar apropiada para realizar rituales de curación de malestares en los pies o en las glándulas linfáticas.

Colores tradicionales de velas: aguamarina, púrpura.

Metal tradicional: Cobre.

Hierbas tradicionales: Raíz de Mandrágora.



SELENE, DIOSA DE LA LUNA

En la mitología griega, Selene era una antigua diosa lunar, hija de los titanes Hiperión y Tea. Su equivalente en la mitología romana era la diosa Luna, quien tenía un templo en el monte Aventino construido en el siglo VI a. C. que fue destruido en el gran incendio de Roma en tiempos de Nerón.

El de diosa lunar es invariablemente un papel principal. Si su nombre es griego, está conectado con selas, «luz».1 Selene terminó siendo suplantada en buena medida por Artemisa, de forma que los escritores posteriores la describían como una hija de Zeus o de Palas. En el himno homérico a Hermes, con su patrilinealdad característicamente insistente, es la «brillante Selene, hija de Palas, hijo de Megamedes».

En la genealogía divina tradicional, Helios, el sol, es su hermano: después de que éste termine su viaje a través del cielo, Selene comienza el suyo cuando la noche cae sobre la tierra y su hermana Eos es la diosa de la aurora.

En el arte, Selene es representada como una mujer hermosa de rostro pálido, conduciendo un carro de plata tirado por un yugo de bueyes blancos o un par de caballos. A menudo era retratada montando un caballo o un toro, vistiendo túnicas, llevando una media luna sobre su cabeza y portando una antorcha.

Selene y Helio determinan la temperatura del aire y se les atribuye relación con la sanación y la curación.

Cuenta la historia que Selene se enamoró de un bello pastor llamado Endimión. La diosa no quería que su amante muriera, así que lo durmió para siempre, y sólo se despertaba para recibirla.

Otra versión sostiene que se le concedió un deseo a Endimión y que éste fue quien eligió el sueño eterno, sin envejecer o morir. Finalmente, Zeus lo llevó al cielo.



LA LUNA Y EL CICLO MENSTRUAL

“El ciclo menstrual es síntoma de un cuerpo sano en armonía con la Madre Tierra”

 

El ritmo acelerado que acostumbramos a llevar con el estilo de vida actual, el estrés, el poco tiempo para una misma, la alimentación, etc. Nos hace sufrir trastornos menstruales sin causa aparente. En los tiempos que vivimos, a la mujer no se le permite aprender a ser ella misma, incitando continuamente a negar lo más profundo de la feminidad. La sociedad occidental nos hace adoptar patrones de comportamiento que priman valores exteriores, el empleo, el apego a la pareja, etc. Dejando en un segundo o tercer plano los procesos físicos y emocionales.

Es sobradamente conocido que en tiempo atrás, La Luna se ha relacionado con la fertilidad y entorno a ella, los ritos relacionados con las mujeres. Desde siempre ha habido una relación entre los ciclos de la luna y los ciclos menstruales, ya sea por su coincidencia cronológica o por su relación con la fertilidad.

El ciclo menstrual es normalmente de 28 días, aunque hay diferentes tipos de ciclos en las mujeres, largos, cortos o irregulares o variables.

El ciclo de 28 días es un ritmo similar al de las fases lunares por lo siguiente: se manifiestan 13 veces al año (28*13 = 354) casi un año... por lo que da que pensar en la idea de que el ciclo menstrual está relacionado con el ciclo Lunar y por esta relación se les llaman “Lunas” a las menstruaciones.

En cuanto a Mitología, se llegó a creer que la Luna nueva era la responsable de la regla en las mujeres vírgenes y la luna menguante en las adultas y casadas. Algunos pueblos primitivos asociaban también la Luna a las menstruaciones creyendo que la primera regla de la mujer se producía en cierta noche que la Luna adoptaba la forma de hombre y poseía a una mujer virgen, entonces, la menstruación se entendía que era el resultado de una herida infringida por el miembro masculino de esta imagen Lunar.

Explicaban así, la desaparición de las reglas durante el embarazo de una forma similar, que durante este periodo, la Luna no se cobraría su tributo mensual porque las relaciones sexuales podrían perjudicar al feto.

Ciclos lunares

El ciclo menstrual de la mujer se sincroniza con las fases de la Luna de la siguiente manera: Ovulación: en luna llena y la menstruación: con el comienzo de la Luna nueva.

Luna Nueva: está relacionada con la sabiduría, de la bruja. Es una etapa de transformación interior, de oscuridad, Luna negra. Es un momento de introspección. Las energías están al mínimo, pero activadas todas las psíquicas. Es el momento idóneo para desprendernos de lo inservible o lo viejo, para estar en silencio, sentir y percibir la energía de lo que nos rodea, para estar receptivos. En el momento del crecimiento de la luna, es el mejor momento para iniciar cualquier idea, deseo o proyecto surgido de esa interiorización. Sembramos.

Luna Creciente: está relacionada con “lo virgen”, es el estado de estar receptivos a cualquier experiencia nueva con alegría y vigor. Se manifiestan las energías que hemos sentido en la etapa bruja. Es tiempo de acción, de llevar a cabo y ponerse en movimiento. Energía radiante y extrovertida. Brota la semilla.

Luna Llena: el Espejo. Refleja la luz del Sol y es momento de plenitud, de florecer, de frutos. Se relaciona con “la Madre”, la que alimenta, la que sustenta. La energía está en su punto máximo y estamos equilibrados y preparados para percibir energías sutiles y captar las relaciones de forma humana y sencilla. Es una etapa de aumento de sensibilidad.

Luna menguante: se recogen los frutos. Es tiempo de experimentar toda energía sexual sin pudor y sin miedo, en libertad. Entre la Luna Llena y la Nueva, el cuerpo tiende a eliminar toxinas. Con la Luna Menguante, el ciclo lunar se cierra y empezamos a redirigir la energía de nuevo a nuestro interior, purificando, relajándonos y compartiendo todo aquello que hemos interiorizado. Etapa de centrarnos.

Igual que los ciclos de la luna y las plantas, la menstruación representa la regeneración de la vida. En luna llena y menguante el crecimiento de las plantas se ve afectado, igual que nuestro estado de salud. Podríamos decir que el organismo humano, al ser en un 70/80% su composición de agua, éste tiene un comportamiento similar al de los océanos. Por ejemplo, en luna llena se suceden las mareas matutinas y nocturnas.

La energía vital va muy relacionada con la circulación de la sangre y tienen mucho que ver los periodos lunares, con lo cual es necesario el regular y estimular el flujo de energía y de la sangre antes y después de la menstruación.



LA LUNA AZUL

Se denomina luna azul (traducción del inglés blue moon) a la segunda luna llena ocurrida durante un mismo mes del calendario gregoriano (el usado habitualmente en Occidente), lo que sucede aproximadamente cada tres años. Originalmente el término se refería al cuarto plenilunio de una estación cualquiera del año. El fenómeno «luna azul» cobró popularidad cuando se produjo dos veces en el mismo año (enero y marzo) de 1999. Los medios de comunicación reseñaron ampliamente el acontecimiento, poco conocido hasta entonces. Naturalmente, el mes de febrero de 1999 no se produjo ninguna luna llena.

Basándose el origen del término en el calendario gregoriano, su uso se difundió probablemente en la Europa medieval. La traducción castellana no es del todo completa, ya que en inglés antiguo la palabra de la cual deriva ‘azul’, belewe ("blue"), podía significar ‘traidor’, en referencia quizá a la ruptura de la costumbre de una luna llena cada mes.1 Entre tres y siete veces en cada siglo hay dos lunas azules en un mismo año. Debido a que el mes de febrero es el único cuya duración es inferior al ciclo lunar, la primera siempre se produce en enero y la segunda, en orden decreciente de probabilidad, en marzo, abril o mayo.2 Se observó una luna azul el día 31 de diciembre de 2009, coincidiendo con un eclipse parcial de luna, cuyo plenilunio previo fue el día 2 de diciembre.

Algunos sitios generadores de bulos afirman que la luna efectivamente adopta un color azulado.

La próxima luna Azul será Julio de 2015



LA LUNA ROJA

 

93 790 68 82

Visa económica

15 minutos

10 €uros

 

 806 41 41 05

 

Coste máx. /min: RedFija: 1,21€ Red Móvil: 1,57€.Imp.Inc. Solo para mayores de 18 años. Libernia Mágica SL.08301 Mataró.BCN

Contacto

Libernia Mágica
 C/Lepanto 22
08301 Mataró

 

Correo electrónico:

liberniamagica@yahoo.es


También puedes llamarnos al teléfono de tienda:

 937 55 67 04

o bien utilizar nuestro formulario de contacto.

 

 

Horario

EL HORARIO DE TIENDA Y CONSULTAS EN VIVO ES DE:

LUNES A VIERNES: 09:00 A 21:00 horas, no cerramos al medio día

SABADOS              : 10:00 A 21:00 horas, no cerramos al medio día



Visitas On Line

Quieres aprender sobre el Mundo WICCA?

Cursos personalizados de Magia Wiccana

manejo de los Elementos, las Hierbas, Velas

Conjuros y Decretos.

TALLER PRÁCTICO

Informate en el

 937 55 67 04

Impartido por el Maestro

Ogui Shuan

Taller Magia WICCA

Maestro Wiccan Ogui Shuan

TE ESPERAMOS EN TU TAROT BARCELONA

Predicciones claras, directas y certeras, el mejor grupo de tarotistas en Barcelona a tu sevicio

El poder de Libernia

En su totalidad,

el pensamiento mágico

está en el corazón,

 un mago encuentra la sabiduría

y el maximo poder de sus dones,

cuando estos nacen

 y siguen la guía del amor,

un amor puro y espontaneo,

natural, vivo, con una vibración

dulce y profunda,

cuando esta sensación se ausenta,

el mago simplemente se pierde

Y la magia deja de ser verdadera

Ogui Shuan

 

Cuando te griten canta,
cuando te insulten escribe,
cuando te humillen pinta
Cuando te sientas abatido y solo, baila,
cuando te sientas parte de otro mundo,
filma algo o toma una foto
Siempre que la gente te critique
respóndele con arte.
Ogui/Shuan